domingo, 9 de mayo de 2010

PRELUDIO

Cinco minutos más tarde Joan Manuel Serrat se ponía en la piel de Miguel Hernandez
Susurró, acarició, abrazó, gritó
y se desgarró por él.
A corazón abierto
Desnudo
como manda el sentimiento
Foto:Silvia O de U

1 comentario:

Bohemia dijo...

y en la historia, a la limón, hicieron camino al andar...