lunes, 1 de marzo de 2010

Dedicado al escritor Eusebio Irizar Uranga




Ni el embrujo de la luna
Ni un rosado amanecer
Ni la luz del pleno día
Ni un dorado atardecer
En aquellos ojos ciegos
La luz
El todo

Está en él.


Foto:SOU




3 comentarios:

Bohemia dijo...

preciosos versos...

Besos

Anónimo dijo...

La inmensa mayoria no percibe la ESENCIA ya que su VIDENCIA les ciega.

AleMamá dijo...

Muy cierto y muy lindo. Saludos